viernes, noviembre 17, 2006

Misterio: Por qué la riqueza crea pobreza en el mundo

Michael Parenti

Hay un "misterio" que debemos explicar: ¿Cómo es posible que si las corporaciones han realizado inversiones, y la ayuda extranjera y los préstamos internacionales a los países pobres se han incrementado de manera extraordinaria por todo el mundo en la última mitad del siglo, también lo haya hecho la pobreza? El número de personas viviendo en la pobreza está creciendo en un porcentaje más rápido que la población mundial. ¿Qué conclusión podemos sacar de todo esto?

En la última mitad del siglo, las industrias y los bancos de Estados Unidos (y otras corporaciones occidentales) han invertido grandes cantidades en las regiones pobres de Asia, África y América Latina, conocidas como "el tercer mundo". Las transnacionales están unidas por los ricos recursos naturales, las altas ganancias que vienen de salarios bajos y la casi total ausencia de impuestos, regulaciones medioambientales y gastos para la seguridad en el trabajo.

El gobierno de Estados Unidos ha subvencionado esta fuga de capitales otorgando a las corporaciones exenciones en los impuestos sobre sus inversiones en el extranjero e incluso pagando algunos de sus gastos de reubicación, para indignación de los sindicatos aquí en casa que ven evaporarse sus trabajos.

Las transnacionales han echado del tercer mundo a los negocios locales y han controlado sus mercados. El cartel estadounidense del comercio agrario, subsidiado de manera extraordinaria por los contribuyentes, envía sus productos excedentes a otros países a bajo precio y hunde a los agricultores locales. Como Christopher Cook describe en su "Dieta para un planeta muerto", expropian las mejores tierras en estos países para cosechas por dinero (cash-crop) para la exportación, normalmente de monocultivos que requieren gran cantidad de pesticidas, dejando cada vez menos acres para el cultivo de los centenares de variedades de cosechas orgánicas que alimentan a la población local.

Desplazando a la población local de sus tierras y robándoles su autosuficiencia, las corporaciones crean unos mercados laborales superpoblados de gente desesperada a los que se les fuerza a vivir en barrios de chabolas y a trabajar por un salario miserable (cuando pueden conseguir trabajo), a menudo violando las propias leyes del país sobre salarios mínimos.

En Haití, por ejemplo, corporaciones gigantes como Disney, Wal-Mart y J. C. Penny pagan a sus trabajadores 11 centavos por hora. Los Estados Unidos es uno de los pocos países que se ha negado a firmar una convención internacional para la abolición del trabajo infantil y forzado. Esta postura se deriva de las prácticas de las grandes corporaciones estadounidenses respecto del trabajo infantil a lo largo y ancho del Tercer Mundo, e incluso en el seno de los propios Estados Unidos, donde niños de sólo 12 años sufren una alta proporción de accidentes y fallecimientos mientras que reciben un salario muy a menudo inferior al mínimo.

Los ahorros que los grandes negocios obtienen de una mano de obra barata en el extranjero no se traducen en precios más bajos para los consumidores de otros sitios. Las corporaciones no contratan mano de obra en regiones lejanas para que los consumidores en Estados Unidos puedan ahorrar dinero. Los contratan para incrementar su margen de beneficios. En 1990, los zapatos que hacían en Indonesia niños que trabajaban doce horas al día por 13 centavos a la hora, costaban solamente dos dólares sesenta centavos pero se vendían en Estados Unidos por cien dólares o más.

La ayuda exterior de los Estados Unidos va unida a la inversión transnacional. Subvenciona la construcción de las infraestructuras que necesitan las corporaciones en el Tercer Mundo: puertos, autopistas y refinerías.

La ayuda que se entrega a los gobiernos del Tercer Mundo viene con muchas ataduras. A menudo se debe gastar en productos estadounidenses y a la nación que la recibe se le exige dar preferencia a las inversiones de compañías de los Estados Unidos, substituyendo el consumo de mercancías y alimentos locales en favor de los importados, creando más dependencia, hambruna y deuda.

Una buena porción de la ayuda monetaria, nunca ve la luz publica, yendo directamente a las arcas personales de los funcionarios corruptos de los países que la reciben.

Ayuda (o algo parecido) llega también de otras fuentes. En 1944, las Naciones Unidad crearon el Banco Mundial y el Fondo Monetario Internacional (FMI). El poder de voto en las dos organizaciones está determinado por las contribuciones financieras de cada país. Estados Unidos, en tanto que mayor "donante", tiene la voz cantante, seguido de Alemania, Japón, Francia y Gran Bretaña. El FMI opera en secreto con un selecto grupo de banqueros y funcionarios de los ministerios de economía seleccionados, en su mayoría, en las naciones más ricas.

El Banco Mundial y el FMI se supone que ayudan al desarrollo de las naciones. Lo que realmente pasa es otra historia. Un país pobre pide un préstamo del Banco Mundial para mejorar algunos aspectos de su economía. Si fuera incapaz de pagar los grandes intereses debido a un descenso de las ventas de exportación o por cualquier otro motivo, se verá obligado a pedir prestado de nuevo, pero esta vez del Fondo Monetario Internacional.

Pero el FMI impone un "Programa de ajuste estructural" (SAP, por sus siglas en inglés) que requiere que los países deudores otorguen beneficios fiscales a las corporaciones transnacionales, reduzcan salarios y no hagan ningún intento por proteger a las compañías locales de los importadores extranjeros y de las adquisiciones extranjeras. Presiona a las naciones deudoras para que privaticen sus economías, vendiendo a compañías privadas y a precios escandalosamente bajos sus minas, ferrocarriles y servicios públicos pertenecientes al estado.

Se ven forzados a abrir sus bosques a la tala y sus tierras para minas a cielo abierto sin ninguna consideración por el daño ecológico causado. Las naciones deudoras también deben recortar sus subvenciones a la salud, la educación, el transporte y los alimentos básicos, gastando menos en su población para tener más dinero y poder hacer frente a los pagos de la deuda. Como se les requiere para desarrollar una agricultura orientada a la exportación, se ven cada vez menos capacitados para alimentar a su propia población.

Ésta es la razón por la que por todo el tercer mundo los salarios reales han disminuido y la deuda nacional ha crecido hasta un punto en que los pagos de la deuda absorben casi todas las ganancias de las exportaciones de los países mas pobres, lo que crea un mayor empobrecimiento al dejar al país deudor menos capacitados para proveer a la población de sus necesidades.

Por lo tanto, así hemos explicado un "misterio". Por supuesto ese misterio no existe si no te adhieres a la mistificadora teoría del "goteo" [teoría liberal en función de la cual la acumulación de riqueza en las capas altas de la pirámide de población acaba provocando el "goteo" de riqueza hacia las capas inferiores. La imagen típica es la de la pirámide de copas en la que, tras llenarse la superior, rebosa y va llenando las inferiores. N.d T.]. ¿Por qué se ha profundizado la pobreza mientras que las ayudas extranjeras, prestamos e inversiones han crecido? Respuesta: Los prestamos, inversiones y la mayoría de las ayudas están diseñadas no para luchar contra la pobreza sino para aumentar la riqueza de los inversores transnacionales a expensas de la población local.

No hay un goteo sino un sifón ascendente desde la mayoría que trabaja duro hacia la minoría de adinerados.

En su perpetua confusión, algunos críticos liberales concluyen que la ayuda exterior y los ajustes estructurales del FMI y del Banco Mundial "no funcionan"; el resultado final es menos autosuficiencia y más pobreza para las naciones que los reciben, señalan estos críticos. ¿Por qué entonces los estados miembros ricos siguen financiando al FMI y al Banco Mundial? ¿Son sus líderes menos inteligentes que los críticos que les continúan señalando que su política está produciendo el efecto contrario?

No, son los críticos los que son estupidos y no los líderes y los inversores occidentales, los cuales poseen tanto de este mundo y disfrutan de tan inmensa riqueza y su éxito. Continúan con sus programas de préstamos y ayuda extranjera porque estos programas funcionan. La pregunta es ¿funcionan para quien? ¿Ciu bono?

Las intenciones detrás de sus programas de inversiones, préstamos y ayudas no son mejorar a las masas en otros países. Esto no es verdaderamente el negocio en el que están. El propósito es servir los intereses de la acumulación global de capital, apropiarse de las tierras y las economías locales de la gente del Tercer Mundo, monopolizar sus mercados, disminuir sus salarios, esclavizar su trabajo con deudas enormes, privatizar su sector de servicios públicos e impedir que estas naciones emerjan como competidores comerciales no permitiendo que se desarrollen normalmente.

Con respecto a esto, las inversiones, la ayuda extranjera y los ajustes estructurales funcionan realmente bien.

El verdadero misterio es: ¿Por qué algunas personas creen que este análisis es muy improbable, una conspiración inventada? ¿Por qué son tan escépticos en creer que los gobernantes de los Estados Unidos, con conocimiento y deliberadamente, ejercen esta política despiadada (suprimir salarios, derogar la protección medioambiental, eliminar el sector publico, cortar servicios humanos) en el Tercer Mundo?. ¡Estos gobernantes están haciendo exactamente la misma política aquí en nuestro propio país!

¿No creen que ha llegado la hora de que estos críticos liberales dejen de pensar que la gente que posee gran parte del mundo (y lo querría poseer todo) son "incompetentes" o "desacertados" o que "no ven las consecuencias no intencionadas de su política"? No estás siendo muy inteligente si piensas que tus enemigos no son tan listos como tú. Ellos saben dónde están sus intereses y también nosotros debemos saberlo.

Los libros mas recientes de Michael Parenti incluyen: El asesinato de Julio Cesar (New Press), Superpatriotismo (City Lights), La cultura de la lucha (Seven Stories Press). Para mas información visite: www.michaelparenti.org

FUENTE: Rebelión.org

viernes, septiembre 29, 2006

jueves, septiembre 21, 2006

Discurso íntegro
Chávez pide reforma en la ONU y denuncia al imperialismo estadounidense

Hugo Chávez
Señora Presidenta, Excelencias, Jefes de Estado, Jefes de Gobierno, y altos representantes de los gobiernos del mundo. Muy buenos días a todos y a todas.

En primer lugar quiero invitarles con mucho respeto, a quienes no hayan podido leer este libro, a que lo leamos: Noam Chomsky, uno de los más prestigiosos intelectuales de esta América y del mundo. Chomsky, uno de sus más recientes trabajos: Hegemonía o Supervivencia. La estrategia imperialista de Estados Unidos. Excelente trabajo para entender lo que ha pasado en el mundo el siglo XX, lo que hoy está pasando y la más grande amenaza que se cierne sobre nuestro planeta, la pretensión hegemónica del Imperialismo Norteamericano pone en riesgo la supervivencia misma de la especie humana. Seguimos alertando sobre ese peligro, y haciendo un llamado al propio pueblo de los Estados Unidos y al mundo, para detener esta amenaza que es como la propia espada de Damocles.

Yo pensaba leer algún capítulo pero por respetar el tiempo más bien lo dejo como una recomendación. Se lee rápido. Es muy bueno señora Presidenta, seguramente usted lo conoce, está publicado en inglés, en alemán, en ruso, en árabe (aplausos) seguramente. Miren, yo creo que los primeros ciudadanos que deberían leer este libro son los ciudadanos hermanos y hermanas de los Estados Unidos, porque la amenaza la tienen en su propia casa, el Diablo está en casa pues. El Diablo, el propio Diablo está en casa.

Ayer vino el Diablo aquí, (risas y aplausos) ayer estuvo el Diablo aquí, en este mismo lugar. Huele a azufre todavía esta mesa donde me ha tocado hablar. Ayer señoras, señores, desde esta misma tribuna el Señor Presidente de los Estados Unidos, a quien yo llamo “El Diablo”, vino aquí hablando como dueño del mundo. Un psiquiatra no estaría de más para analizar el discurso de ayer del Presidente de los Estados Unidos. Como vocero del Imperialismo vino a dar sus recetas para tratar de mantener el actual esquema de dominación, de explotación y de saqueo a los pueblos del mundo. Para una película de Alfred Hitchcok estaría buena, incluso yo propondría un título: “La receta del Diablo”. Es decir, el Imperialismo norteamericano, y aquí lo dice Chomsky con una claridad meridiana y profunda, está siendo desesperados esfuerzos por consolidar su sistema hegemónico de dominación. Nosotros no podemos permitir que eso ocurra, no podemos permitir que se instale la dictadura mundial, que se consolide pues, que se consolide la dictadura mundial.

El discurso del Presidente “tirano” mundial, lleno de cinismos, lleno de hipocresía, es la hipocresía imperial, el intento de controlar todo, ellos quieren imponernos el modelo democrático como lo conciben, la falsa democracia de las elites, y además un modelo democrático muy original, impuesto a bombazos, a bombardeos y a punta de invasiones y de cañonazos. ¡Vaya qué democracia! Habría que revisar las tesis de Aristóteles y de los primeros que hablaron por allá en Grecia de la democracia a ver qué modelo de democracia es ese, el que se impone a punta de marines, de invasiones, de agresiones, y de bombas.

Dice el presidente de los Estados Unidos ayer, en esta misma sala lo siguiente, cito: “Hacia dónde quiera que usted mira, oye a extremistas que le dicen que puede escapar de la miseria y recuperar su dignidad a través de la violencia, el terror y el martirio”. Adondequiera que él mira ve extremistas. Yo estoy seguro que te ve a ti, hermano, con ese color, y cree que eres un extremista. Con este color. Evo Morales, que vino ayer, el digno Presidente de la Bolivia es un extremista. Por todos lados ven extremistas los imperialistas. No, no es que somos extremistas, lo que pasa es que el mundo está despertando y por todos lados insurgimos los pueblos. Yo tengo la impresión señor dictador imperialista que usted va a vivir el resto de sus días con una pesadilla, porque por dondequiera que vea vamos a surgir nosotros, los que insurgimos contra el imperialismo norteamericano. Los que clamamos por la libertad plena del mundo, por la igualdad de los pueblos, por el respeto a la soberanía de las naciones, sí, nos llaman extremistas, insurgimos contra el Imperio, insurgimos contra el modelo de dominación.

Luego, el señor presidente vino a hablarle, así lo dijo, “hoy quiero hablarles directamente a las poblaciones del Oriente Medio. Mi país desea la paz” esto es cierto, si nosotros nos vamos por las calles del Bronx, si nosotros nos vamos por las calles de Nueva York, de Washington, de San Diego, de California, de cualquier ciudad, de San Antonio, de San Francisco y le preguntamos a la gente en las calles, a los ciudadanos estadounidenses, este país quiere la paz. La diferencia está en que el gobierno de este país, de Estados Unidos, no quiere la paz, quiere imponernos su modelo de explotación y de saqueo y su hegemonía a punta de guerras, esa es la pequeña diferencia. Quiere la paz y ¿qué está pasando en Irak? ¿Y qué ha pasado en el Libano y en Palestina? ¿Y qué ha pasado en cien años pues en América Latina y en el mundo y ahora las amenzas contra Venezuela, nuevas amenazas contra Irán? Le habló al pueblo del Líbano, “muchos de ustedes –dijo- han visto como sus hogares y sus comunidades quedaron atrapadas en el fuego cruzado” ¡Vaya qué cinismo! ¡Vaya qué capacidad para mentir descaradamente ante el mundo! Las bombas en Beirut y lanzadas con precisión milimétrica ¿son fuego cruzado? Creo que el Presidente está pensando en las películas del oeste cuando se disparaba desde la cintura y alguien quedaba atravesado en el fuego cruzado.

¡Fuego imperialista! ¡Fuego fascista! ¡Fuego asesino! Y fuego genocida el del Imperio y el de Israel contra el pueblo inocente de Palestina y el pueblo del Líbano. Esa es la verdad. Ahora dicen que sufren, que estamos sufriendo porque vemos sus hogares destruidos.

En fin, el Presidente de los Estados Unidos vino a hablarle a los pueblos, vino a decir además, yo traje señora Presidenta unos documentos, porque estuve esta madrugada viendo algunos discursos y actualizando mis palabras. Le habló al pueblo de Afganistán, al pueblo del Líbano, al pueblo de Irán le digo, al pueblo del Líbano le digo, al pueblo de Afaganistán le digo. Uno se pregunta, así como el Presidente de los Estados Unidos le dice: le digo a esos pueblos ¿qué le dirían esos pueblos a él? Si esos pueblos pudieran hablar ¿qué le dirían? Yo se los voy a recoger porque conozco la mayor parte del alma de esos pueblos, los pueblos del Sur, los pueblos atropellados dirían: ¡Imperio Yankee go home! Ese sería el grito que brotaría por todas partes, si los pueblos del mundo pudieran hablarle a una sola voz al Imperio de los Estados Unidos.

Por eso, señora Presidenta, colegas, amigas y amigos, nosotros el año pasado vinimos aquí a este mismo salón como todos los años y los últimos ocho, y decíamos algo que hoy está confirmado plenamente y yo creo que aquí casi nadie en esta sala pudiera pararse a defenderlo, a defender el sistema de Naciones Unidas, aceptémoslo con honestidad, el Sistema de Naciones Unidas nacido después de la Segunda Guerra Mundial colapsó, se desplomó, no sirve. Ah bueno para venir acá a dar discursos, a vernos una vez al año, sí, para eso sí sirve, y para hacer documentos muy largos y hacer buenas reflexiones y oír buenos discursos como el de Evo ayer, como el de Lula, sí, para eso sirve y muchos discursos, el que estábamos oyendo ahora mismo del Presidente de Srilanka y de la Presidenta de Chile, pero nos han convertido a esta Asamblea en un órgano meramente deliberativo, meramente deliberativo sin ningún tipo de poder para impactar de la más mínima manera la realidad terrible que vive el mundo. Por eso nosotros volvemos a proponer, Venezuela vuelve a proponer aquí hoy, este día 20 de septiembre que refundemos las Naciones Unidas y nosotros hicimos el año pasado señora Presidente, cuatro modestas propuestas que consideramos de necesidad impostergable para que las asumamos, bueno, los Jefes de Estado, los Jefes de Gobierno, nuestros embajadores, nuestros representantes y las discutamos.

Primero: la expansión. Ayer lo decía Lula aquí mismo, del Consejo de Seguridad tanto en sus categorías permanentes como en las No Permanentes, dando entrada a nuevos países desarrollados y a países subdesarrollados, el Tercer Mundo, como nuevos miembros permanentes. Eso en primer lugar.

En segundo lugar, bueno, la aplicación de métodos eficaces de atención y resolución de los conflictos mundiales. Métodos transparentes, de debate, de decisiones, tercero, nos parece fundamental la supresión inmediata, y eso es un clamor de todos, de ese mecanismo antidemocrático del veto. El veto en las decisiones del Consejo de Seguridad. Vaya un ejemplo reciente, el veto inmoral del gobierno de los Estados Unidos, permitió libremente a las fuerzas israelíes destrozar el Líbano en el rostro, delante de todos nosotros, evitando una resolución en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Y en cuarto lugar necesario es fortalecer, decimos siempre, el papel, las atribuciones del Secretario General de Naciones Unidas. Ayer nos daba un discurso el Secretario General prácticamente de despedida, y reconocía que en estos diez años el mundo lo que ha hecho es complicarse y que los graves problemas del mundo, el hambre, la miseria, la violencia, la violación a los derechos humanos lo que ha hecho es agravarse, esto es consecuencia terrible del colapso sobre el sistema de Naciones Unidas y de la pretensión imperialista norteamericana.

Por otra parte, Señora Presidenta, Venezuela decidió hace varios años dar esta batalla por dentro de Naciones Unidas, reconociendo Naciones Unidas como miembro que somos, con nuestra voz, con nuestras modestas reflexiones. Una voz independiente somos, para representar la dignidad y la búsqueda de la paz, la reformulación del sistema internacional, para denunciar la persecución y las agresiones del hegemonismo contra los pueblos del Planeta. Venezuela, de esa manera ha presentado su nombre. Esta patria de Bolívar ha presentado su nombre y se ha postulado para un puesto como Miembro No Permanente del Consejo de Seguridad. Vaya usted a saber, el gobierno de los Estados Unidos ha iniciado una agresión abierta, una agresión inmoral en el mundo entero para tratar de impedir que Venezuela sea elegida libremente para ocupar una silla en el Consejo de Seguridad. Le tienen miedo a la verdad. El Imperio tiene miedo a la verdad, a las voces independientes, acusándonos de extremistas. Ellos son los extremistas.

Yo quiero agradecer aquí a todos aquellos países que han anunciado su apoyo a Venezuela, aun cuando la votación es secreta y no es necesario que nadie lo anuncie, pero yo creo que dada la agresión abierta del Imperio Norteamericano, pues eso aceleró el apoyo de muchos países, lo cual fortalece mucho moralmente a Venezuela, a nuestro pueblo, a nuestro gobierno, el MERCOSUR, por ejemplo, en bloque, ha anunciado su apoyo a Venezuela, nuestros hermanos del MERCOSUR. Venezuela ahora es miembro pleno del MERCOSUR con Brasil, Argentina, Uruguay, Paraguay, y muchos otros países de América Latina como Bolivia. El CARICOM en pleno anunció su apoyo a Venezuela. La Liga Arabe en pleno anunció su apoyo a Venezuela, agradezco muchísimo al mundo árabe, a nuestros hermanos de Arabia, esa Arabia profunda, a nuestros hermanos del Caribe. La Unión Africana, casi toda Africa anunció su apoyo a Venezuela y países bueno como Rusia, como China y muchos otros países del Planeta. Muchísimas gracias a nombre de Venezuela, a nombre de nuestro pueblo y a nombre de la verdad, porque Venezuela al ocupar un puesto en el Consejo de Seguridad va a traer la voz no sólo de Venezuela, la voz del Tercer Mundo, la voz de los pueblos del Planeta, ahí estaremos defendiendo la dignidad y la verdad.

Más allá de todo esto señora Presidenta, creo que hay razones para que seamos optimistas. Irrenunciablemente optimistas, diría un poeta, porque más allá de las amenazas, de las bombas, de las guerras, de las agresiones, de la guerra preventiva, de la destrucción de pueblos enteros uno puede apreciar que se está levantando una nueva era, como canta Silvio Rodríguez, “la era está pariendo un corazón”. Se levantan corrientes alternativas, pensamientos alternativos, juventudes con pensamiento distinto. Se demostró ya en apenas una década que era totalmente falsa la tesis del Fin de la Historia, totalmente falsa la instauración del Imperio Americano, de la paz americana, la instauración del modelo capitalista, neoliberal que lo que genera es miseria y pobreza. Es totalmente falsa la tesis, se vino abajo, ahora hay que definir el futuro del mundo. Hay un amanecer en el Planeta y se ve por toda partes, por América Latina, por Asia, por Africa, por Europa, por Oceanía, quiero resaltar esa visión de optimismo para que fortalezcamos nuestra conciencia y nuestra voluntad de batalla por salvar al mundo y construir un mundo nuevo, un mundo mejor.

Venezuela se suma a esa lucha y por eso somos amenazados. Ya Estados Unidos planificó, financió e impulsó un golpe de estado en Venezuela. Y Estados Unidos sigue apoyando movimientos golpistas en Venezuela y contra Venezuela, sigue apoyando al terrorismo. Ya la Presidenta Michel Bachellet recordaba hace unos días, perdón hace unos minutos, el terrible asesinato del ex Canciller chileno Orlando Letelier. Yo sólo agregaría lo siguiente, los culpables están libres. Y los culpables, de aquel hecho donde murió también una ciudadana estadounidense, son norteamericanos, de la CIA. Terroristas de la CIA.

Pero además, hay que recordar en esta sala que dentro de pocos días también se cumplirán 30 años, igualmente, de aquel hecho terrorista horripilante de la voladura del avión cubano, donde murieron 73 inocentes, un avión de Cubana de Aviación y ¿dónde está el más grande terrorista de este Continente y quien asumió él la voladura del avión cubano como autor intelectual? Estuvo preso en Venezuela unos años, se fugó allá por complicidad de funcionarios de la CIA y del gobierno venezolano de entonces, está aquí viviendo en Estados Unidos, protegido por este gobierno, y fue convicto y confeso. El gobierno de los Estados Unidos tiene un doble rasero y protege el terrorismo.

Estas reflexiones, para decir que Venezuela está comprometida en la lucha contra el terrorismo, contra la violencia y se une a todos los pueblos que luchamos por la paz y por un mundo de iguales.

He hablado del avión cubano, Luis Posada Carriles se llama el terrorista, está protegido aquí, como protegidos están aquí grandes corruptos que se fugaron de Venezuela, un grupo de terroristas que allá pusieron bombas contra embajadas de varios países que allá asesinaron gente durante el golpe de estado, secuestraron a este humilde servidor, y lo iban a fusilar, sólo que Dios metió su mano y un grupo de buenos soldados y un pueblo que se fue a las calles y de milagro pues estoy aquí, están aquí protegidos por el gobierno de Estados Unidos los líderes de aquel golpe de estado y de aquellos actos terroristas. Yo acuso al gobierno de Estados Unidos de proteger al terrorismo y de tener un discurso totalmente cínico.

Hablamos de Cuba, venimos de La Habana, venimos felices de La Habana, estuvimos allá varios días y allí se puede ver el nacimiento de una nueva era la Cumbre del Grupo de los 15, la Cumbre del Movimiento de los No Alineados, con una resolución histórica, documento final, no se asunten no lo voy a leer todo, pero aquí hay un conjunto de resoluciones tomadas en discusión abierta y con transparencia, más de 50 Jefes de Estado, La Habana fue capital del Sur durante una semana. Hemos relanzado el Grupo de Los No Alineados, el Movimiento de los No Alineados, y si algo puedo pedir yo aquí a todos ustedes compañeros y hermanos y hermanas es que le pongamos mucha voluntad para fortalecer el Grupo de Los No Alineados, importantísmo para el nacimiento de la nueva era, para evitar la hegemonía y el Imperialismo y además, ustedes saben que hemos designado a Fidel Castro, Presidente del Grupo de los No Alineados para los próximos tres años y estamos seguros que el compañero Presidente Fidel Castro va a llevar la batuta con mucha eficiencia. Para los que querían que Fidel se muriera pues frustrados quedaron y frustrados quedarán porque Fidel ya está uniformado nuevamente de verde oliva y ahora no sólo es el Presidente de Cuba si no el Presidente de Los No Alineados.

Señora Presidenta, queridos colegas, presidentes, ahí nació un novimeinto muy fuerte, el del Sur. Nosotros somos hombres y mujeres del Sur, nosotros somos portadores, con estos documentos, con estas ideas, con estas críticas, con estas reflexiones que ya cierro mi carpeta y el libro me lo llevo, no olviden que se los recomiendo mucho, con mucha humildad, tratamos de aportar ideas para la salvación de este Planeta, para salvarlo de la amenaza imperialista y para que ojala pronto, en este siglo, no muy tarde, ojalá podamos verlo nosotros y vivirlo mejor nuestros hijos y nuestros nietos, un mundo de paz bajo los principios fundamentales de la Organización de Naciones Unidas, relanzada y reubicada. Creo que a Naciones Unidas tenemos que ubicarla en otro país, en alguna ciudad del Sur, hemos propuesto desde Venezuela, ustedes saben que mi médico personal se tuvo que quedar encerrado en el avión, el Jefe de mi seguridad se tuvo que quedar encerrado en el avión, no les permitieron venir a Naciones Unidas. Otro abuso y atropello Señora Presidenta que pedimos de Venezuela quede registrado como atropello hasta personal del Diablo, huele a azufre, pero Dios está con nosotros, un buen abrazo y que Dios nos bendiga a todos. Muy buenos días.

miércoles, septiembre 20, 2006

El nuevo estado del mundo

Ignacio Ramonet
Le Monde Diplomatique

Trágicos fogonazos del conflicto más antiguo del planeta, las recientes hostilidades en Gaza y el Líbano atestiguan a su manera, cinco años después de los atentados del 11 de septiembre, las características del nuevo estado del mundo.

Trágicos fogonazos del conflicto más antiguo del planeta. las recientes hostilidades en Gaza y el Líbano atestiguan a su manera. cinco años después de los atentados del 11 de septiembre. las características del nuevo estado del mundo. A la ONU le cuesta poner en pie la fuerza de interposición en el Líbano, mientras la política de “guerra contra el terrorismo” de Washington y sus aliados no hace más que exacerbar los conflictos; Irán desafía al Consejo de Seguridad, invitándolo a “negociaciones serias” y emergen nuevos actores, sobre todo en Asia. La injusticia social, la pobreza, las migraciones, el comercio, el medio ambiente se vuelven más apremiantes y el curso de la mundialización parece dar un vuelco.

A modo de esbozo cartográfico que ayude a ubicarse en los laberintos de la actualidad, se presentan aquí, en cuatro observaciones generales y diez breves consideraciones, algunos modestos elementos de orientación sobre el nuevo estado del mundo.

Observaciones generales

Primera: El principal fenómeno de nuestra época, la mundialización económica, no parece haber incidido directamente en estos enfrentamientos en Medio Oriente. Ni para desencadenados, ni para fomentados, ni para apaciguarlos.

Lo que confirmaría dos postulados: el carácter arcaico de esta guerra en la que se mezclan, como en el siglo XIX, conflictos territoriales, crispaciones nacionalistas y I pasiones religiosas; además, el error de la ideología liberal de creer que el mero aumento de los intercambios es generador de paz.

Segunda: El hecho de que una vez más Medio Oriente concite la atención de los medios de comunicación no debe hacer olvidar la importancia estratégica de Asia, donde se juega en gran parte el destino del siglo XXI, teniendo en cuenta el creciente peso de dos gigantes, India y China. No hay que subestimar el peligro de enfrentamientos entre China y Taiwán; Corea del Norte y Japón; India y Pakistán.

Tampoco debe subestimarse al África Subsahariana donde, como en una olla a presión, se acumulan problemas de todo tipo (entre ellos el de la miseria extrema y los migrantes clandestinos), que acabarán explotándoles en la cara a los países ricos.

Tercera: La guerra nuclear vuelve a convertirse en una de las dos mayores amenazas que pesan sobre el mundo (la otra es la catástrofe ecológica). Israel, a quien durante los recientes combates le costó imponerse claramente por medios militares convencionales, posee armas atómicas pero, al igual que otros dos Estados nucleares rivales, Pakistán e India, no adhirió al Tratado de No Proliferación Nuclear.

No lejos de este escenario, tres potencias económicas se encuentran militarmente comprometidas y sufren desengaños: Estados Unidos, Reino Unido y Rusia. Las dos primeras en Irak y Afganistán, la tercera en Chechenia. Por añadidura, la más importante alianza militar, la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) de la que Francia (a su vez potencia atómica) es miembro, combate también en Afganistán.

Aunque existan en otras partes peligros de conflicto nuclear –en la península de Corea y el Estrecho de Taiwán (1)– la zona que se extiende desde las fronteras occidentales de India hasta el Canal de Suez concentra el arsenal más devastador de todos los tiempos. Con excepción de China, todas las grandes potencias se encuentran allí militarmente activas. Una simple chispa puede producir la deflagración.

Por eso, el manejo de las crisis que allí se suceden requiere una experiencia diplomática cuya clave sólo posee Naciones Unidas. Pero, tal como acaba de demostrarse en el Líbano, la ONU, en su actual configuración, sigue siendo a la vez indispensable y desesperadamente impotente frente a los grandes conflictos contemporáneos. En cuanto a la Unión Europea (DE), con su larga historia de desastres bélicos, sería el mejor de los mediadores... si no siguiera siendo un enano político.

Cuarta: Para comprender las estrategias hoy utilizadas, es preciso distinguir claramente los tres tableros en los cuales se juega nuestro futuro:

a) el militar, en el que dominan los Estados–Naciones condicionados por el factor territorial y los ciclos electorales breves (lo que los torna poco aptos para abordar los problemas a largo plazo y planetarios).

Aquí la supremacía de Estados Unidos es total, así como su voluntad de imponer un mundo unipolar;

b) el económico y comercial, en el que funcionan las lógicas de la mundialización definidas por el Banco Mundial (BM), el Fondo Monetario Internacional (FMI), la Organización Mundial del Comercio (OMC). Aquí imperan las empresas privadas Y los intereses financieros, en una multiplicación de intercambios que deja entrever la perspectiva de un mundo multipolar;

c) el ecológico y social, en el que se acumulan los problemas en tres niveles. El del medio ambiente (cambio c1imático, efecto invernadero, contaminación, deforestación, agua potable, biodiversidad). El de la necesidad de nuevas reglas internacionales (para luchar contra la injusticia del orden mundial que alimenta las tensiones internacionales; para manejar las migraciones, la utilización de organismos genéticamente modificados, la propiedad intelectual, la investigación genética, la evasion fiscal, la delincuencia moderna). Y el del destino de las poblaciones de la Tierra (el continente africano, pandemias, miseria, fractura digital, megalópolis, hambre, educación, trabajo, catástrofes naturales). Aquí predominan los pobres, los desórdenes, el desamparo y el caos.

Entre estos tres tableros, las articulaciones son aleatorias. A menudo evidentes, a veces inexistentes, en algunos casos enigmáticas.

Consideraciones breves

Además de estas observaciones generales, cabe deducir del reciente conflicto en Medio Oriente algunas prudentes consideraciones.

Primera: Este nuevo estallido aporta una confirmación de carácter geopolítico: desde la Guerra del Golfo en 1991, esta región–polvorín ocupa efectivamente el epicentro del actual “foco perturbador mundial”. Desde 1914 y hasta el final de la Guerra Fría, este foco se ubicaba en Europa. Actualmente abarca un área geográfica donde el Islam es la religión dominante y donde se sitúan, de Pakistán a Egipto, la mayoría de los grandes enfrentamientos contemporáneos: Cachemira, Afganistán, Chechenia, Cáucaso, Kurdistán, Irak, Líbano, Palestina, Somalia, Darfur...

Esta zona acumula también fuertes tensiones internacionales: diferendo entre Pakistán e India a propósito de Cachemira; amenazas a Irán, sospechoso de querer desarrollar armas atómicas; presiones de Rusia en Transcaucasia; temor de Turquía a propósito del Kurdistán iraquí; numerosos litigios por el control del agua dulce; codicia generada por la existencia, en el corazón de un vasto triángulo formado por el Golfo, Irán y el Mar Negro, de las principales reservas de hidrocarburos.

Segunda: Si bien es indiscutible que Israel tiene derecho a defenderse, la desmesura de los castigos infligidos a los civiles palestinos y libaneses sólo refleja, paradójicamente, una suerte de loca impotencia. Esto por una simple razón, que los mismos estadounidenses comienzan a entender y que el ex–presidente William Clinton expresa de esta manera: “No podemos matar a todos nuestros enemigos” (2). Los de Israel en la región abundan.

En una guerra asimétrica, la superioridad militar aplastante no garantiza en absoluto la victoria. Estados Unidos repite su amarga experiencia. “Temo que Irak se convierta en nuestro peor desastre desde Vietnam”, señala la ex–secretaria de Estado Madeleine Albright (3).

Recurrir a un militarismo excesivo y perimido no acerca la solución política, mientras no se logre la paz, única garantía de la seguridad de Israel. Y la paz depende siempre de las negociaciones con el enemigo.

Tercera: El frente mediático resulta más decisivo que nunca. Pero el contexto de la información se metamorfoseó. El bombardeo israelí a centrales eléctricas, telefónicas y canales de televisión (Al–Manar TV, particularmente) (4) para volver ciego, sordo y mudo el sistema de comunicación del adversario, resultó ineficaz.

Los teléfonos celulares, las cámaras miniatura y los blogs de combatientes o testigos oculares permiten actualmente una difusión global casi instantánea de imágenes de denuncia. Los bombardeos, por intensos que sean, no pueden destruir las redes de Internet, concebida para resistir ataques nucleares. Tampoco aquí los israelíes parecen haber aprendido la lección de los desengaños estadounidenses en Irak tras la difusión de las imágenes de Abu Ghraib y otros testimonios aterradores. Ni la de la caída de la imagen de Estados Unidos a los ojos de la opinión pública mundial (5).

Cuarta: En esta región, la democracia –que Washington asegura querer instaurar en todas partes (6)– no constituye en absoluto un escudo contra los ataques de Israel, un Estado también democrático... A pesar de que los palestinos, únicos ciudadanos árabes de Medio Oriente –junto con los libaneses– que votaron democráticamente, en enero de 2006, eligiendo a Hamas, le tomaron la palabra, la administración Bush cerró los ojos y dejó que masacraran a (malos) demócratas y encarcelaran a sus representantes electos en Gaza.

Impuesto para “combatir el terrorismo”, el castigo a Gaza y al Líbano producirá indudablemente el efecto contrario. ''Una operación que asesina a cinco insurgentes es contraproducente si sus efectos colaterales generan el reclutamiento de cincuenta nuevos rebeldes”, recuerda William Pfaff (7).

Excesos que terminan creando lo que Mao Tse–Tung denominaba: “El mar donde nadan los combatientes de la guerrilla”.

Al igual que en Palestina y el Líbano, en el conjunto del “foco perturbador” el islamismo radical está en expansión. Bajo sus diversos componentes, y a pesar de todas las reservas que puede inspirar, constituye la principal fuerza política que se opone por las armas a la dominación imperial de Estados Unidos.

En tanto ideología mesiánica para cuyo éxito futuro los militantes están dispuestos a sacrificar su vida, el islamismo radical ocupa en parte (aun cuando esta comparación pueda resultar chocante), el lugar que el anarquismo o el comunismo, por ejemplo, ocuparon en los siglos XIX y XX. Cuando en otras zonas la violencia política retrocede (8), en Afganistán, donde los talibanes están de regreso y las fuerzas de la OTAN a la defensiva; en Somalia, Irak, Palestina y el Líbano la corriente salafista avanza con viento a favor.

Quinta: El poder de las organizaciones no estatales no deja de incrementarse. Particularmente, el de las organizaciones no gubernamentales de carácter humanitario, ecológico, social o jurídico, a veces instrumentadas y no siempre desinteresadas. Pero en el seno del foco perturbador pululan especialmente las organizaciones no estatales armadas, que desempeñan un papel determinante en los múltiples antagonismos. Tal como atestiguan el audaz ataque del brazo armado de Hamas en Gaza, perpetrado el 25 de junio pasado, y el de las milicias de Hezbollah en el Líbano, el 12 de julio pasado, que generaron las respuestas de Israel.

Para tener en cuenta: en alguna parte en esta zona se encuentra el cuartel general del “enemigo público número uno” de Estados Unidos, la organización islamita armada Al–Qaeda, dirigida por Osama Ben Laden, que reivindicó los atentados del 11 de septiembre de 2001. Y contra la cual Washington desató la actual “guerra infinita contra el terrorismo internacional”.

Sexta: Los acontecimientos del 11 de septiembre nos hicieron ingresar efectivamente en una nueva era, ya que el presidente estadounidense George W. Bush y su entorno estimaron que el terror colectivo causado por esta tragedia les daba finalmente carta blanca para poner en práctica viejos delirios geopolíticos.

Recordemos tres de ellos: reivindicación del papel “imperial” de Estados Unidos en la conducción de los asuntos mundiales; asimilación de toda lucha de resistencia nacional (como la de Hamas y Hezbollah) al “terrorismo”; y prioridad acordada a la vigilancia generalizada de los ciudadanos a costa de sus libertades.

En nombre de este cuerpo de doctrina, se autorizó a la CIA y otros servicios de inteligencia a “liquidar” sospechosos o secuestrarlos en cualquier parte para llevarlos a prisiones secretas. Sin tener en cuenta las Convenciones de Ginebra y fuera de todo marco jurídico, se creó la cárcel de Guantánamo para encerrar y maltratar allí a personas sospechadas de vínculos con AI–Qaeda.

Sobre la base de mentiras (en realidad, para apoderarse del petróleo), una coalición angloestadounidense invadió Irak, que no estaba en absoluto implicado en los atentados del 11 de septiembre y no poseía ningún “arma de destrucción masiva”. En un impulso wilsoniano, Washington se declaró dispuesto a rediseñar el “Gran MediO Oriente”. Nada menos.

Se sabe lo que produjeron estas absurdas ambiciones. El mundo es hoy más peligroso. Y no es improbable un nuevo megaatentado. En cuanto a la temible máquina militar, está atascada en Irak, atrapada en una guerra asimétrica perdida, reducida a cometer o encubrir ella también atrocidades (detención de civiles, masacres, torturas sistemáticas) (9), que pretendía haber desterrado desde el naufragio de Vietnam (10).

El fracaso político es todavía más pasmoso. Gracias a las intervenciones estadounidenses, Irán, principal enemigo regional de Estados Unidos, se encontró liberado de sus rivales fronterizos: el régimen de los talibanes en Afganistán, el de Saddam Hussein en Irak (11 ). Y Teherán hoy se arma para defenderse.

Por otra parte, mientras Washington se concentraba en esta región, en América Latina, su propio patio trasero, sus viejos adversarios aprovechaban para tomar democráticamente el poder, en Venezuela, Brasil, Argentina, Uruguay, Chile, Panamá, República Dominicana, Bolivia... Una marea rosa o roja inédita que, por añadidura, vino naturalmente a fortalecer a Cuba y a Fidel Castro.

En el curso de estos años, Bush creyó poder reducir los problemas del mundo sólo al terrorismo y tratar al terrorismo, sólo mediante la represión militar. Se equivocó. y pisoteó tantos principios, violó tantos derechos que Noam Chomsky llegó á hablar de “la administración más peligrosa de la historia estadounidense”, sin dudar en calificar a su país de “principal Estado terrorista” (12) del planeta.

Séptima: La guerra de Irak es muy cara. En 2005, los gastos militares de Estados Unidos alcanzaron los 500.000 millones de dólares (13), el equivalente a los del resto del mundo. Una cifra enorme. Sobre todo porque, como consecuencia de la mundialización, su sistema económico no se basa sólo en su capacidad manufacturera, sino en el consumo. Estados Unidos actúa como una bomba succionadora de finanzas, que importa capitales al ritmo de 700.000 a 800.000 millones de dólares por año. Capitales que financian el consumo de bienes importados.

Semejante succión del dinero mundial disponible crea una situación insostenible. El déficit comercial estadounidense incide en las finanzas internacionales al riesgo de generar una baja del dólar, una suba de las tasas de interés, una caída de las bolsas (14) y una recesión mundial. Este problema, invisible, es uno de los principales de hoy.

Octava: Estimado en alrededor de 700.000 millones de dólares, el déficit estadounidense saca provecho de los países con mano de obra barata. A la cabeza de los cuales está China (15), pero también otros países emergentes (India, Corea del Sur, Taiwán, Brasil, México), cuya expansión económica comienza a preocupar a las potencias dominantes. Más aun cuando los precios de las materias primas (entre ellos, el del petróleo), se disparan en beneficio de Rusia, Kazajstán, Venezuela, China, Argelia.

La competencia de las empresas de estos países se vuelve más amenazadora. Ya existen unas 25 multinacionales globales en los Estados del Sur, y pronto serán un centenar. Las espectaculares ofertas de compra, como la de la China National Offshore Oil por la petrolera estadounidense Unocal, que fue rechazada, o la de la india Mittal Steel, por la siderúrgica europea Arcelor, que fue aceptada, se multiplican (16).

En consecuencia, se puede apostar a que la mundialización se acerca al final de un ciclo. Con su impulso actual, podría amenazar el dominio de las viejas potencias de siempre. Ya no cabe descartar un nuevo período de proteccionismo.

Novena: Los combates entre Israel y el Líbano dieron lugar al desplazamiento forzado de aproximadamente 1,2 millón de personas (900.000 libaneses y 300.000 israelíes). Semejantes desplazamientos a causa de la guerra siguen siendo puntuales. En cambio, las migraciones internacionales de mano de obra son estructurales y afectan a 175 millones de personas. Esto porque, a causa de las ganancias de productividad, el crecimiento económico, cuando existe, puede crear riqueza pero no suficiente empleo. Incluso China, que posee una tasa de crecimiento de más del 9%, crea aproximadamente 10 millones de empleos por año, es decir, dos veces menos que el número de personas que ingresan a su mercado laboral (17).

Los demás deben resignarse a la pobreza, o emigrar. Pero clandestinamente. Porque “la economía de mercado, señala el historiador Eric Hobsbawm, favorece la libre circulación de todos los medios de producción. Con excepción de la mano de obra, que sigue en gran medida bajo el control del Estado” (18). Cohortes de personas, a menudo jóvenes y que gozan de buena salud, tratan de ingresar arriesgando sus vidas (tal como se vio en Melilla; como se ve en Canarias) en los escasos islotes de prosperidad del planeta. Más de 20 millones lograron hacerlo a Estados Unidos (19) donde, al igual que en Europa, la cuestión de los indocumentado se trata actualmente en términos de seguridad nacional. Sin embargo, la bomba de la inmigración ilegal todavía no estalló. Este gran drama humano pondrá a prueba a todas las sociedades desarrolladas.

Décima: El 14 de julio de 2006, la aviación israelí bombardeó los depósitos de combustible de la central eléctrica de Jiyé, al sur de Beirut. Alrededor de 15.000 toneladas de fuel–oil se derramaron en el mar. A comienzos de agosto, la marea negra afectaba un tercio de las playas libanesas, alcanzaba las costas sirias y amenazaba Chipre, Siria, Turquía, Grecia... e Israel (20).

Esta catástrofe ecológica, “efecto colateral” de las hostilidades, recuerda que los problemas ligados al medio ambiente se volverán altamente estratégicos. En la Cumbre del G8 en Gleneagle, en julio de 2005, la lucha contra el recalentamiento del planeta ya era uno de los temas de la reunión. Con algunos grados más en promedio, la Tierra ya no seria el mismo planeta. La elevación del nivel de los mares generaría catástrofes inéditas. Se imponen correcciones drásticas. Entretanto, se acerca el instante en que ya no podrán extraerse suficientes hidrocarburos –cuyo consumo agrava el efecto invernadero– para satisfacer la demanda.

En este breve panorama del nuevo estado del mundo, estas cuestiones –alerta sobre el clima y el fin de la era del petróleo– se anuncian para la humanidad como dos de los mayores desafíos a enfrentar.


Notas:

1.– El 15–7–05, el general chino Zhu Chenghu, responsable de la Universidad de Defensa Nacional, no descartó que China pudiera llevar a cabo un primer ataque nuclear contra EEUU, si sus intereses respecto de Taiwán se vieran amenazados. Martine Bulard, “China altera el orden asiático”, Le Monde diplomatique..., edición Cono Sur, agosto de 2005.

2.– Le Monde, París, 10–8–05.

3.– Newsweek. Nueva York, 24–7–06.

4.– Canal del Hezbollah libanés.

5.– Intemational Herald Tribune, Paris, 14–6–06.

6.– En nombre del principio tan caro a los neoconservadores de que las democracias no se declaran la guerra entre si. Esto supone que Israel coexistiría pacificamente con una Palestina democrática. Sin embargo, Jerusalén acaba de demostrar lo contrario. Y los hechos demuestran que Washington acepta las peores “autocracias amigas” (Egipto, Arabia Saudita, Jordania, Azerbaiyán, Pakistán), nunca calificadas de “bastiones de la tiranía” pero que arrojan a su población empobrecida, reprimida y harta de la corrupción en brazos de las organizaciones islámicas radicales.

7.– Le Monde, París, 19–7–06.

8.– El informe “Guerra y paz en el siglo XXI”, publicado por el Human Securlty Center de la Universidad de British Columbia de Vancouver (Canadá) registra una reducción del número de conflictos desde el fin de la Guerra Fría. En el seno de la Unión Europea, las dos organizaciones armadas más mortlferas, el Ejército Republicano Irlandés (IRA) Y la Euskadi ta Askatasuna (ETA) vasca, decidieron abandonar la lucha armada. El 28–7–05 el IRA ordenó a sus militantes “deponer las armas”, y el 22–3–06 ETA anunció un “alto el fuego permanente”.

9.– Un informe de Human Right Watch estima que “la tortura a los prisioneros en Irak fue autorizada por el ejército estadounidense”, Le Monde, París, 25–7–06.

10.– El 6–8–06, Los Angeles Times reveló que las atrocidades cometidas por los estadounidenses en Víetnam fueron más de las que se pensaba.

11.– Joe Klein, “The Iran factor”, Time, Nueva York. 24–7–06.

12.– Le Point, Paris, 20–7–06.

13.– Sólo se destinaron 18.000 millones a la ayuda para el desarrollo, es decir, ¡el 0,16 % del PBI!

14.– El 21–5–06, el mero temor de que los bancos centrales aumentaran las tasas de interés produjo una espectacular caída de las principales bolsas del mundo.

15.– En 2005, Estados Unidos vendió a China productos por 47.800 millones de dólares, mientras que importaba de ese país productos por 201.600 millones: una diferencia de 153.800 millones a favor de Pekín, que posee además 320.000 millones de bonos del Tesoro estadounidense.

16.– Capital, París, agosto de 2006.

17.– Le Figaro. París, 20–6–06.

18.– L 'Express, París, 8–6–06.

19.– International Herald–Tribune, París, 29–6–06.

20.– Caroline Pailhe, "Israel, Palestine, Liban: Le chemin le plus long vers la paix", GRIP, Bruselas, 8–8–06.

[1].– Director de Le Monde diplomatique, Paris.

Le Monde diplomatique, edición Cono Sur. Traducción de Gustavo Recalde


rebelion.org

viernes, septiembre 08, 2006

Levitación Electromagnética




Para realizarlo necesitarás lo siguiente:

  • Un limón
  • Un vaso con agua salada
  • Alambre de cobre en forma de tirabuzón
  • Dos imanes de barra
  • Un clavo o tornillo

Sólo debes colocar todo tal como se muestra en el video. Es necesario que los dos imanes sean bastante potentes. Puede conseguirlos en alguna ferretería.

FUENTE: http://www.experimentoscaseros.blogspot.com/

jueves, agosto 10, 2006

Un helado de guanábana

Horrores idiomáticos y algo más
El nombre procede del taíno “wanaban”
Por: María del Rosario Molina

Dicen que los 'antojos' son propios de las mujeres embarazadas, pero eso no es del todo cierto porque yo sufro de ellos frecuentemente y si no los satisfago me pongo de muy mal humor.

Hará un par de días me acometieron unos deseos incontenibles de comer helado, pero un helado de contextura liviana, de esos que se hacen agua en la boca, no un mantecado (DRAE, 3ª. acepción: "compuesto de huevos, leche y azúcar con que se hace un helado") ni un "napolitano" (capas de helado de fresa, vainilla y chocolate con galleta) ni un "capuchino" (en Guatemala, además del café, cono de barquillo localmente llamado 'cornucopia' con helado cremoso cubierto de una capa de chocolate) y me encaminé a la heladería más cercana a mi casa a pedir una 'nieve' (en buen español, sorbete) de guanábana.

La empleada se me quedó viendo con una cara que parecía decir: "¿Y a esta extraterrestre qué le pasa? ".

–Fíjese que creo que 'usté' lo que quiere decir es que quiere una nieve de 'guanaba' –me respondió con burla y un tono de superioridad insolente.

–Qué lástima fíjese, pero de 'guanaba' no tenemos. Se acabó la 'guanaba', pero si viene mañana ya vamos a tener otra vez nieve de 'guanaba'.

En verdad no sé qué me enojó más, si la malacrianza de la empleada o que no hubiera 'nieve' de guanábana, término castellano que designa al fruto del guanábano –un árbol tropical antillano de la familia de las anonáceas– llamado además anona de México.

El nombre procede del taíno "wanaban" y hasta donde mis conocimientos llegan sólo en Guatemala y alguna otra región de Centro América le dicen incorrectamente 'guanaba'. Incluso lo escriben así, pero eso no es raro en un país en que llaman "berries" a las bayas, "cranberries" a los arándanos, 'alverjas' a los guisantes, 'camotes' a las batatas, güicoyes y güicoyitos a las calabazas y calabacines, guineos a los bananos, grama al césped, especies a las especias, peltre al hierro esmaltado, "pewter" al peltre (su nombre en inglés), satín al satén, bigoteras a las servilletas, borcelanas a los platillos, víbora a cualquier culebra, gamonal a una persona generosa, chivos a los terneros, artesas a las bañeras, niveles a los pisos o plantas, astrólogos a los astrónomos y así podría seguir la lista por los siglos de los siglos... amén.

Traté de explicarle todo eso a la empleada, y entonces la que puso cara de alienígena fue ella.

–¿Cómo va a ser? –me alegó –, ¿no ve que hasta el rótulo donde están los helados que hay dice 'guanaba'? Usté sí que 'dealtiro' (totalmente) está 'bateando' (dando palos de ciego, equivocada).

Como mi casa es casi vecina de la heladería, corrí a buscar el DRAE y unos cuantos diccionarios de localismos y regresé triunfante a mostrarle las entradas correspondientes.

–¡Ala! –exclamó al leerlos–. Sí pues, así dice, pues, pero que 'lentos' (tontos) esos señores. No saber que se dice 'guanaba' y no guanábana. Y todos lo ponen mal.

lunes, agosto 07, 2006

La transición ya se produjo, ¡estúpido!
Atilio A. Boron
Página 12

El problema de salud de Fidel tuvo el efecto de soltar la lengua del ocupante de la Casa Blanca y la señorita Rice, quienes dando rienda suelta a su afiebrada imaginación comenzaron a hablar de la “transición” en Cuba. No sólo eso: instaron a los cubanos a levantarse contra las legítimas autoridades del país –en un acto que la OEA y las Naciones Unidas deberían condenar sin más trámite porque constituye un llamado a la sedición hecho por una potencia extranjera- y prometiendo toda clase de ayuda a los insurrectos para la “reconstrucción” de Cuba.

Tamaños disparates éticos y políticos de Washington no sorprenden. Sabemos de la bajísima calidad de la dirigencia imperial y de sus groseros desaciertos en la evaluación de las situaciones más diversas. Con George W. esta involución llegó a su paroxismo, superando lo que en materia de rusticidad intelectual parecía el inalcanzable record de Ronald Reagan, quien se ufanaba de jamás haber leído un libro en toda su vida. Seguramente que cuando el presidente norteamericano y su secretaria hablan de “transición” estarán pensando en las delicias del “cambio de régimen” que con tanto éxito impusieron en Afganistán e Irak, que gracias a sus afanes fueron bendecidos por una ola de prosperidad y bienestar que son la envidia de todo el mundo.

Cuando en la campaña electoral de 1992 Bush padre se iba por las ramas Clinton le dijo: “¡Es la economía, estúpido!” Algo parecido habría que decirle ahora al hijo, doblemente merecedor de tal calificación. En Cuba la transición ya se produjo, y tuvo lugar el 1° de Enero de 1959. Una doble transición: de la dictadura a la democracia; y del capitalismo al socialismo. Contrariamente a lo que piensa la clase dominante del imperio y sus epígonos en la periferia, la democracia poco o nada tiene que ver con el multipartidismo que la Señorita Rice pretende exportar a Cuba. Su propio país es una muestra perfecta de que un sistema bi o multipartidario puede ser la fachada ideal tras la cual se oculta una feroz plutocracia, es decir, un gobierno de los ricos, por los ricos y para los ricos. Como teórico de la democracia prefiero a Jean-Jacques Rousseau antes que Bush y Rice, sobre todo cuando aquél la definía como un régimen social en donde no había nadie que fuera tan pobre como para tener que venderse ni otro tan rico como para poder comprarlo. Bajo este riguroso parámetro las supuestas democracias latinoamericanas -esas que con arrogancia le piden a Cuba que inicie una transición política- aparecen como lo que son: modestísimos regímenes post-dictatoriales (post-Videla, post-Pinochet, post-Stroessner, etc.) que poco, muy poco, tienen de democrático.

Transición también al socialismo: transición compleja, dificultada y entorpecida por medio siglo de bloqueo –el más prolongado jamás conocido por la historia de la humanidad- y empecinadamente sostenido por la mayor superpotencia del globo pese a las condenas y pedidos de la ONU, del Papa, de casi todos los gobiernos del mundo (con la lamentable excepción de Israel, el peón regional del imperio) y los reclamos de la opinión pública mundial. Pese a los atentados contra la vida de Fidel; al terrorismo organizado y financiado por el gobierno norteamericano; a los sabotajes y al criminal bloqueo económico Cuba garantiza a sus ciudadanos niveles de atención médica, educación, salud y seguridad social incomparablemente superiores a los de los gobiernos “democráticos” de América Latina y tan bueno o mejores que los de los países más desarrollados. No hace falta mucho esfuerzo para imaginar lo que podría haber logrado Cuba de no ser por la permanente hostilidad y agresión del imperio.

Fidel es la personificación de este logro extraordinario. Es el Espartaco triunfante, que derrotó a la Roma americana; el Quijote indoblegable que sintetiza la clarividencia de Martí, el heroísmo del Che y la férrea voluntad de Ignacio de Loyola. La demostración práctica de que otro mundo es posible, incluso para un pequeño país situado a unas pocas millas del imperio y a pesar del bloqueo. Es un ejemplo que demuestra que el socialismo no es una utopía sino, como lo recordaba Mariátegui, creación heroica de nuestros pueblos. Por eso la ejemplaridad de la revolución cubana es insoportable e imperdonable para el imperialismo y sus aliados.

FUENTE: rebelion.org

miércoles, agosto 02, 2006

A: Compañeros de Grupo

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA
FACULTAD DE CIENCIAS JURIDICAS Y SOCIALES

Los artículos sobre los derechos de los niños y la protección contra el maltrato infantil están en: derecho-usac.blogspot.com. Pronto pondré más.

Wotz.

martes, agosto 01, 2006

Desolador panorama infantil en Centroamérica
Los niños trabajan y no van a la escuela

APM

Un 40 por ciento de los menores son sometidos a explotación laboral y muchos de ellos ni siquiera cuentan con educación formal. Cifras de la Organización Internacional del Trabajo (OIT).

Más de 2,4 millones de niños de entre 5 y 17 años en Centroamérica y República Dominicana trabajan. El 40 por ciento lo hace por debajo de la edad mínima establecida por las leyes de sus países y el 43,5 por ciento no asiste a la escuela. Todo ello evidencia grandes brechas entre los niños que trabajan y los que no, ya que el 84 por ciento de los que no trabajan sí concurren a la escuela.

Esos datos surgen de los últimos análisis e informes elaborados por la Organización Mundial del Trabajo (OIT).

Guatemala tiene uno de los índices más elevados de trabajo infantil, con casi un millón de niños ocupados, seguido de Nicaragua con más de un cuarto de millón y, por último, El Salvador con 222 mil niños trabajando entre 5 y 17 años.

La incidencia del trabajo infantil en la zona es mayor a medida que aumenta la edad.

Así, en la región centroamericana, el 10,8 por ciento de los niños trabajadores tiene entre 5 y 9 años; el 43,8 por ciento entre 10 y 14 años; y el 45,5 por ciento son adolescentes entre los 15 y 17 años.

También hay mayor número de niños que de niñas trabajando y el trabajo infantil predomina en las zonas rurales.

De hecho, la mitad de la niñez trabajadora en Guatemala, Nicaragua y El Salvador está ocupada en el sector agrícola, con un promedio de 34 horas semanales trabajadas.

De los 2,4 millones de niños trabajadores en Centroamérica, aproximadamente el 80 por ciento se encuentra en lo que se denomina trabajo infantil por abolir, no sólo por la edad y por el número de horas dedicadas, sino también porque se ven afectados aspectos importantes del niño como su educación, salud y desarrollo físico y mental.

Del mismo modo que hay una clara relación entre trabajo infantil y escolaridad, también la hay entre trabajo infantil y pobreza, admiten los estudios de la OIT.

En muchas ocasiones, los padres de familia ponen a trabajar a sus hijos para que ayuden a la economía familiar y valoran más este aporte que su educación. El trabajo infantil también es más frecuente en los países con más desigualdades económicas.

En El Salvador y Guatemala, el 10 por ciento más rico de la población recibe un porcentaje del ingreso hasta 30 veces mayor que el 10 por ciento más pobre, mientras que en Nicaragua el 10 por ciento más rico absorbe un porcentaje de ingresos cerca de 70 veces mayor que los más pobres.

No es casual que en esas sociedades aumente e número de niños que se incorporan al delito y a la actividad pandillera, vías informales de contención y sobrevivencia.

47 años... una pausa

Texto íntegro de la proclama del presidente de Cuba
Fidel Castro abandona provisionalmente sus cargos por motivos de salud

Con motivo del enorme esfuerzo realizado para visitar la ciudad argentina de Córdoba, participar en la Reunión del MERCOSUR, en la clausura de la Cumbre de los Pueblos en la histórica Universidad de Córdoba y en la visita a Altagracia, la ciudad donde vivió el Che en su infancia y unido a esto asistir de inmediato a la conmemoración del 53 aniversario del asalto a los cuarteles Moncada y Carlos Manuel de Céspedes, el 26 de julio de 1953, en las provincias de Granma y Holguín, días y noches de trabajo continuo sin apenas dormir dieron lugar a que mi salud, que ha resistido todas las pruebas, se sometiera a un estrés extremo y se quebrantara.

Esto me provocó una crisis intestinal aguda con sangramiento sostenido que me obligó a enfrentar una complicada operación quirúrgica. Todos los detalles de este accidente de salud constan en las radiografías, endoscopías y materiales filmados. La operación me obliga a permanecer varias semanas de reposo, alejado de mis responsabilidades y cargos.

Como nuestro país se encuentra amenazado en circunstancias como esta por el Gobierno de los Estados Unidos, he tomado la siguiente decisión:

1) Delego con carácter provisional mis funciones como Primer Secretario del Comité Central del Partido Comunista de Cuba en el Segundo Secretario, compañero Raúl Castro Ruz.

2) Delego con carácter provisional mis funciones como Comandante en Jefe de las heroicas Fuerzas Armadas Revolucionarias en el mencionado compañero, General de Ejército Raúl Castro Ruz.

3) Delego con carácter provisional mis funciones como Presidente del Consejo de Estado y del Gobierno de la República de Cuba en el Primer Vicepresidente, compañero Raúl Castro Ruz.

4) Delego con carácter provisional mis funciones como impulsor principal del Programa Nacional e Internacional de Salud Pública en el Miembro del Buró Político y Ministro de Salud Pública, compañero José Ramón Balaguer Cabrera.

5) Delego con carácter provisional mis funciones como impulsor principal del Programa Nacional e Internacional de Educación en los compañeros José Ramón Machado Ventura y Esteban Lazo Hernández, Miembros del Buró Político.

6) Delego con carácter provisional mis funciones como impulsor principal del Programa Nacional de la Revolución Energética en Cuba y de colaboración con otros países en este ámbito en el compañero Carlos Lage Dávila, Miembro del Buró Político y Secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros.

Los fondos correspondientes para estos tres programas, Salud, Educación y Energético, deberán seguir siendo gestionados y priorizados, como he venido haciéndolo personalmente, por los compañeros Carlos Lage Dávila, Secretario del Comité Ejecutivo del Consejo de Ministros, Francisco Soberón Valdés, Ministro Presidente del Banco Central de Cuba, y Felipe Pérez Roque, Ministro de Relaciones Exteriores, quienes me acompañaron en estas gestiones y deberán constituir una comisión para ese objetivo.

Nuestro glorioso Partido Comunista, apoyado por las organizaciones de masas y todo el pueblo, tiene la misión de asumir la tarea encomendada en esta Proclama.

La reunión Cumbre del Movimiento de Países No Alineados, a realizarse entre los días 11 y 16 de septiembre, deberá recibir la mayor atención del Estado y la Nación cubana para celebrarse con el máximo de brillantez en la fecha acordada.

El 80 aniversario de mi cumpleaños, que tan generosamente miles de personalidades acordaron celebrar el próximo 13 de agosto, les ruego a todos posponerlo para el 2 de diciembre del presente año, 50 aniversario del Desembarco del Granma.

Pido al Comité Central del Partido y a la Asamblea Nacional del Poder Popular el apoyo más firme a esta Proclama.

No albergo la menor duda de que nuestro pueblo y nuestra Revolución lucharán hasta la última gota de sangre para defender estas y otras ideas y medidas que sean necesarias para salvaguardar este proceso histórico.

El imperialismo jamás podrá aplastar a Cuba.

La Batalla de Ideas seguirá adelante.

¡Viva la Patria!

¡Viva la Revolución!

¡Viva el Socialismo!

¡Hasta la Victoria Siempre!

Fidel Castro Ruz
Comandante en Jefe
Primer Secretario del Partido y Presidente de los Consejos de Estado y de Ministros de la República de Cuba.

Julio 31 del 2006
6 y 22 p.m.

lunes, julio 31, 2006

¿Quién es el terrorista? ¡Tú eres el terrorista!



¿Quién es el terrorista?
Yo soy el terrorista.
¿Cómo que yo soy el terrorista
si te has apoderado de mi país?
¿Quién es el terrorista?
¡Tú eres el terrorista!
Te has apoderado de todo lo que tengo, aunque yo vivo en mi propia patria.
Nos estás matando como has matado a nuestros antepasados.

¿Quieres que apele al derecho?
¿A qué cosa?
¡Eres mi testigo, mi abogado, y mi juez!
¡Eres el testigo, la Ley y el Juez!
¡Si eres mi juez!
¡Estoy condenado a muerte!
¿Quieres que seamos la minoría?
¡Para ser la minoría, irnos al cementerio!
¡Terminar con la mayoría en el cementerio!
¡En vuestros sueños!
¡Vuestra ‘democracia’!
En realidad os parecéis más a los nazis!
Vuestros incontables crímenes
¡Por fin vencidos!
¡Confiesa tus crímenes!
¿Eres un atacante suicida?
¡Continuamiente violas el alma de los árabes!
Finalmente tus acciones
han dado a luz a tu niño
Su nombre: Suicida bomba
¿Y entonces lo llamas el terrorista?
Me atacas, pero yo aún te grito
Cuando te recuerdo que eras tú el que que me atacaste
Me silencias y gritas:
“¿No tienen padres para cuidar estos niños?" guardarlos en el país?”
“Dejaste a niños solos pequeños lanzar piedras!”
¡QUÉ!
Debes haberte olvidado que enterraste a nuestros padres debajo de los escombros de nuestros hogares
Y ahora mientras que mi tristeza es tan inmensa

¿Me llamas el terrorista?
¿Quién es el terrorista?
¿Soy el terrorista?
Cómo soy el terrorista
¡Cuando has tomado mi tierra!
¿Quién es el terrorista?
¡Eres el terrorista!

Has tomado a todo lo que posees
mientras yo estoy viviendo en mi patria
¿Porqué terrorista?

Porque mi sangre no está tranquila
¡Está hirviendo!
¿Porque tengo mi patria en mi corazón?
Has asesinado a mis personas amadas
Estoy todo solo ahora
Mis padres expulsados
Pero permaneceré gritar hacia fuera
No estoy contra paz
La paz está contra mí
Va a destruirme
No escuchas nuestras voces
Nos silencias y nos degradas
¿Y quiénes sois vosotros?
¿Y cuándo te inventaste las reglas?
Mira cuánto has asesinado
y cuántos huérfanos has creado
Nuestras madres están gritando
Nuestros padres están en angustiados
Nuestra tierra está desapareciendo
¡Yo te diré lo que eres!
Creciste en la abundancia
Nosotros crecimos en la pobreza
¿Quién creció para en la libertad?
¿Y quién creció para confinado?
Luchamos para nuestra libertad
Pero has hecho de eso un crimen

¡Y, el terrorista me llamas el terrorista!
¿Quién es el terrorista? ...


¿Como debo de inmovilizarme para dejar de ser un terrorista?
Cuando me golpeas
¿Cómo esperas que agradezca ?
¿quién me dañó?
¡Me dices cómo quisieras que me comporte!
Arrodillado con mis manos atadas para arriba
Mis ojos mirando a la tierra
Rodeado por los cuerpos
Casas destruidas
Familias expulsadas
Nuestros niños huerfános

Nuestra libertad encadenada
Oprimes
Matas
Enterramos
Seguiremos siendo pacientes
Suprimiremos nuestro dolor
Es importante que te sientas seguro
Durante un momento te podrás relajar y dejarnos todo el dolor
Ves que nuestra sangre es como la de perros

Cuando los perros mueren les hacen un funeral
Nuestra sangre no es tan tan valiosa como los perros
No - mi sangre tiene valor
Y continuaré defendiéndose aunque
que me llames terrorista

miércoles, julio 26, 2006

EL MITO DEL 10 POR CIENTO

Benjamin Radford*

The Skeptical Inquirer, March-April 1999

Traducción de Alejandro Borgo

Alguien le robó la mayor parte del cerebro y Ud. probablemente no lo sabía. Bueno, no significa exactamente que le hayan quitado el cerebro, pero han decidido que Ud. no lo usa. Se trata del viejo mito, escuchado una y otra vez, que dice que la gente usa sólo el diez por ciento del cerebro. Mientras que para aquellos que repiten ese mito esto proba­blemente sea verdad, los demás felizmente usamos todo el cerebro.

El mito y los medios

Ese remanido supuesto del diez por ciento aparece todo el tiempo. El año pasado, los avisos publicitarios de la revista nacional para la U.S. Satellite Broadcasting mostraban el dibujo de un cerebro. Debajo figuraba la leyenda: “Ud. sólo usa el 11 por ciento de su po­­tencial”. Bien, estuvieron más cerca que el mito del diez por ciento, pero todavía les fal­tó un 89. En julio de 1998, la cadena de televisión ABC emitió unos spots promo­cio­nales del programa The Secret Lives of Men (“Las vidas secretas de los hombres”), para la temporada de otoño. El spot consistía en una propaganda en la que se podía leer, “Los hom­bres sólo usan el diez por ciento del cerebro” ocupando toda la pantalla.

Una de las razones por las cuales este mito ha permanecido, es que ha sido adoptado por vi­den­tes y otros integrantes del mundo paranormal para explicar los poderes parapsí­qui­cos. En más de una ocasión he escuchado a videntes que le dicen a la audiencia “So­la­men­te usamos el 10 por ciento de la mente. Si los científicos no saben lo que hacemos con el 90 por ciento restante, ¡entonces debemos estar usándolo para los poderes parapsí­qui­cos!” En Reason To Believe: A Practical Guide to Psychic Phenomena (Razón para creer: guía práctica para los fenómenos parapsíquicos), el autor Michael Clark menciona a un hombre llamado Craig Karges. Karges cobra un montón de dinero por su programa Intuitive Edge (Al filo de la intuición), el cual está diseñado para desarrollar habilidades parapsíquicas naturales. Clark cita a Karges diciendo: “Normalmente utilizamos sólo del 10 al 20 por ciento de la mente. Piense cuán diferente sería su vida si Ud. pudiera usar ese otro 80 ó 90 por ciento, que conocemos con el nombre de mente subconsciente” (Clark 1997, 56).

También ésta fue la razón que dio Caroline Myss intentando explicar sus poderes intuiti­vos en una sección de Eye to Eye with Bryant Gumbel (Ojo a ojo con Bryant Gumbel, o Frente a frente con Bryant Gumbel), que se emitió en julio de 1998. Myss, que ha escrito li­bros sobre el desarrollo de los “poderes intuitivos”, dijo que todo el mundo tiene dones in­tui­t­i­vos, y lamentó que usáramos tan poquito del potencial de la mente. Para empeorar las cosas, apenas una semana antes, en el mismo programa, se había presentado informa­ción correcta acerca del mito. Entre el programa y la publicidad, aparecía en pantalla un spot con una breve encuesta: ¿Qué porcentaje del cerebro usamos? Las respuestas, tipo multiple-choice (de elección múltiple) iban desde el 10 hasta el 100 por ciento. Apareció la respuesta correcta, lo cual me alegró. Pero si los productores sabían que lo que había di­cho una de las entrevistadas era clara y manifiestamente erróneo, ¿por qué permitieron que saliera al aire? ¿El cerebro derecho no sabe lo que está haciendo el cerebro izquier­do? Tal vez la entrevista a Myss era una repetición, en cuyo caso los productores presu­mi­blemente chequearon los hechos después de que se emitió al aire y sintieron la res­pon­sa­bilidad de corregir el error en la emisión de la semana siguiente. O posiblemente las emi­siones se difundieron en secuencia y los productores simplemente no se preocuparon y emitieron a Myss y a su desinformación de todos modos.

Incluso Uri Geller, quien construyó su carrera tratando de convencer a la gente de que po­día doblar metales con la mente, salió al ruedo con esta perlita. Esto aparece en la in­tro­ducción de su libro Uri Geller’s Mind-Power Book (El libro de los poderes mentales de Uri Geller): “Nuestras mentes son capaces de proezas notables, increíbles, y todavía no las utilizamos en su plenitud. De hecho, la mayoría de nosotros usamos sólo cerca del 10 por ciento del cerebro, con suerte. El otro 90 por ciento está lleno de habilidades y po­tenciales aún no descubiertas, lo cual significa que nuestras mentes operan en forma muy limitada en lugar de funcionar a pleno. Creo que alguna vez tuvimos pleno poder so­bre nuestra mente. Lo hacíamos para sobrevivir, pero a medida que el mundo se sofis­ticó y se hizo más complejo nos olvidamos de muchas habilidades que alguna vez tuvi­mos” (énfasis en el original).

Evidencia en contra del mito del diez por ciento

El argumento que dice que los poderes parapsíquicos provienen de la vasta parte del ce­re­bro no utilizada se basa en la falacia lógica del argumento por ignorancia. En esta fa­la­cia, la falta de pruebas para sostener una posición (o simplemente la falta de infor­ma­ción) se usa para tratar de apoyar una suposición determinada. Aunque fuera cierto que la ma­yor parte del cerebro humano no se usa (lo cual no es cierto), eso de ninguna manera im­plica que haya alguna capacidad extra que pueda darle a la gente poderes parapsí­qui­cos. Esta falacia surge constantemente en las afirmaciones paranormales, y prevalece es­pe­cial­mente entre los partidarios de los OVNI. Por ejemplo: dos personas ven una extraña luz en el cielo. El primero, un creyente en los OVNI, dice, “¡Mira allí! ¿Puedes ex­pli­carme eso?” El escéptico contesta que no, que no puede. El creyente en los OVNI se regocija. “¡Ja! ¡No sabes lo que es, por lo tanto debe tratarse de extraterrestres!” dice, ar­gu­mentando desde la ignorancia.

Lo que sigue son dos de las razones por las cuales el mito del diez por ciento resulta sos­pe­choso. (Para un análisis más extenso y detallado del tema, véase el capítulo de Barry Be­yerstein en el nuevo libro Mind Myths: Exploring Everyday Mysteries of the Mind, 1999 [Mitos de la mente: explorando los misterios cotidianos de la mente]).

1) Las técnicas de investigación por imágenes tales como los PET (Tomografía por emisión de positrones) y la fMRI (resonancia magnética funcional por imágenes) muestran claramente que la mayor parte del cerebro no permanece inactiva. En ver­dad, aunque ciertas funciones menores pueden utilizar sólo una pequeña parte del cerebro en un momento determinado, cualquier conjunto de actividades o pa­tro­nes de pensamiento complejos usarán muchas partes del mismo. Así como una persona no utiliza todos los músculos a la vez, tampoco utilizan todo el cere­bro a la vez. Para ciertas actividades, tales como comer, mirar televisión, o leer The Skeptical Inquirer, usted puede usar unas pocas partes específicas del cere­bro. Sin embargo, en el transcurso del día se utilizarán casi todas las partes del ce­rebro.

2) El mito presupone una localización extrema de las funciones cerebrales. Si las par­­­tes “usadas” o “necesarias” estuvieran dispersas por todo el órgano, esto im­pli­caría que de hecho se necesita gran parte del cerebro. Pero el mito implica que la parte “utilizada” del cerebro es un área discreta, limitada, y la parte “no utili­za­da” es como un apéndice o amígdala, que ocupa espacio pero es esencialmente in­ne­cesaria. Pero si todas esas partes del cerebro no se usan, el hecho de remover o dañar las partes “no usadas” no conllevaría grandes efectos o ni siquiera se no­ta­ría. Sin embargo las personas que han sufrido traumas cerebrales, un infarto, u otro daño cerebral, frecuentemente se encuentran severamente impedidos. ¿Ha es­cuchado Ud. a algún médico decir, “afortunadamente cuando la bala penetró en el cráneo, solamente dañó el 90 por ciento del cerebro, que no usaba”? Por su­pues­to que no.

Variantes del mito del diez por ciento

El mito no es simplemente algo estático o un malentendido. Tiene diversas formas, y su a­daptabilidad le da una vida más prolongada que la que tiene un spam laqueado. En su ver­sión básica el mito afirma que años atrás un científico descubrió que nosotros uti­li­za­mos verdaderamente sólo el 10 por ciento del cerebro. Otra variante se refiere a que sólo el 10 por ciento del cerebro ha sido mapeado, y que esto se malinterpretó mapeado por usado. Antes, Craig Karges había presentado una tercera variante. Ésta dice que, de al­gu­na manera, el cerebro se encuentra ingeniosamente dividido en dos partes: la mente cons­ciente que se usa del 10 al 20 por ciento del tiempo (presumiblemente a plena capa­ci­dad); y la mente subconsciente, en donde el restante 80 ó 90 por ciento del cerebro permanece inutilizado. Esta descripción revela un profundo malentendido de la inves­ti­ga­ción de las funciones cerebrales.

La larga vida del mito se debe en parte a que si una variante resulta incorrecta, la persona que cree en ella puede simplemente cambiar la razón de su creencia y apoyarse en otra ba­se, mientras la creencia misma permanece intacta. Así, por ejemplo, si a un individuo se le muestra un examen PET en donde se observa actividad en todo el cerebro, todavía pue­de seguir argumentando que lo del 90 por ciento se refiere a la mente subconsciente, y por lo tanto la figura del mito queda a salvo.

Independientemente de la variante, el mito se repite y se expande, sea por gente bien in­ten­cionada o por aquellos que mienten deliberadamente. La creencia que permanece es, en­tonces, lo que Robert J. Samuelson denominó un “psico-hecho (psycho-fact), una cre­en­cia que, a pesar de no estar sólidamente basada en los hechos, se toma como real por­que su constante repetición cambia la manera en que experimentamos lo que vivimos”. El lego va a repetirlo una y otra vez hasta que, tal como sucede con la advertencia de no ti­rarse al agua después de comer, termine por convertirse en una creencia ampliamente di­fundida. (“Triumph of the Psycho-Fact”, Newsweek, May 9, 1994.)

Los orígenes del mito no son del todo claros. Beyerstein, del Laboratorio de com­por­ta­miento cerebral de la Universidad Simon Fraser en British Columbia, lo ha rastreado hasta principios del siglo veinte. En una reciente columna de la revista New Scientist tam­bién se sugirieron otras fuentes, incluyendo a Albert Einstein y Dale Carnegie (Brain Drain 1999). Probablemente tenga un sinnúmero de fuentes, principalmente la malin­ter­pre­tación o malentendido de los hallazgos científicos legítimos así como los gurúes de au­to­ayuda.

El más poderoso atractivo del mito es probablemente la idea de que podemos desarrollar po­deres parapsíquicos o al menos lograr ventajas competitivas tales como mejorar la me­mo­ria y la concentración. Todo esto se encuentra a nuestra disposición, como dicen los avi­sos, si aprovechamos el más poderoso de nuestros órganos, el cerebro.

Ya es tiempo de desechar este mito, aunque si ha sobrevivido casi un siglo, seguramente con­tinuará vivo en el próximo milenio. Quizá la mejor manera de combatirlo sea con­tes­tar a nuestro interlocutor, cuando lo mencione, “Ah, ¿y qué parte no usas?”

*Benjamin Radford es Jefe de Edición de la revista The Skeptical Inquirer y es graduado en psicología

Agradecimientos

Estoy en deuda con el Dr. Barry Beyerstein por sus sugerencias y ayuda en la in­ves­ti­ga­ción.

Referencias

Beyerstein, Barry. 1999. Whence cometh the myth that we only use ten percent of our brains? In Mind-myths: Exploring Everyday Mysteries of the Mind and Brain, edited by Sergio Della Sala. New York: John Wiley and Sons.

Brain Drain. 1999. The Last Word (column). New Scientist 19/26 December 1998-2 January 1999.

Clark, Michael. 1997. Reason to Believe. New York: Avon Books.

Geller, Uri, and Jane Struthers. 1996. Uri Geller’s Mind-power Book. London: Virgin Books.

Fidel Castro critica el "brutal" ataque de Israel

Agencias

El presidente de Cuba, Fidel Castro, dijo que "no tiene sentido esa cosa brutal que ha hecho Israel" en Líbano y en los territorios palestinos, y sobre un eventual ataque contra su país sostuvo que con "basuras" no destruirán su revolución.

"Tú no puedes empezar a bombardear la infraestructura, los puentes, las calles, la electricidad, es la forma de matar mucha gente sin matarla directamente", dijo Castro sobre la ofensiva militar de Israel en una entrevista desde Argentina con la emisora estatal de la televisión venezolana VTV.

"Parecen locos los victimarios, parece que en Israel este señor (el primer ministro Ehud) Olmert es peor que (Ariel) Sharon", su antecesor, agregó Castro, que asiste en la ciudad argentina de Córdoba a la Cumbre del Mercosur como invitado especial. Al referirse a un eventual ataque militar contra su país, remarcó que "tenemos muchos años preparándonos para eso", pero que sus detractores "no tienen manera de destruir la revolución por sus vías demagógicas, sus bloqueos y todas sus basuras". "Como dije un día, casi los únicos que seríamos responsables de que un día se entierre la revolución seríamos nosotros mismos", agregó.

Sobre su presencia en la cumbre y el interés cubano por estrechar relaciones con el Mercosur, manifestó que "Cuba se siente en el Mercosur, en toda la América" y se preguntó si alguien puede impedir que se cumpla el sueño de "una América Latina unida".

Aseguró que debido a la "mucha expectación" que se había creado sobre su presencia en Córdoba, "realmente me sentía obligado en parte" a asistir, pese a que le "resulta muy difícil viajar".

"No es tan fácil, porque han sido casi 45 años de cacería", manifestó, y agregó que en las noticias lo han matado más veces que los intentos reales para acabar con su vida.

"Han tratado de matarme cientos de veces y me han matado miles de veces (...); yo me muero casi todos los días (...), pero eso me divierte mucho, realmente, y me hace sentir más saludable (...); he resucitado muchas veces", agregó.

El último rumor sobre su muerte surgió en Venezuela a inicios de mes, cuando una emisora privada, a través de una de sus comentaristas principales, dijo erróneamente que la Agencia Efe había transmitido una información en ese sentido, aunque posteriormente el medio caraqueño reconoció en antena su error.

Castro cumplirá 80 años el 13 de agosto. "Tengo menos de la décima parte de la edad de Matusalén, pero ahora con Internet tú puedes tener toda la información del mundo en tu casa... En la época de Matusalén no sé si había palomas mensajeras", comentó.

Respecto a cómo vislumbra el día de su muerte, dijo que "si consideras que has cumplido tu deber, si has trabajado, si es buena la obra a la que dedicaste todas las horas y todos los días de tu vida, entonces te invade la tranquilidad".

"Tengo que acostumbrarme que todo el mundo esté hablando de mi muerte, pero no voy a criticar, es un tema que tiene que salir", añadió, y aseguró que ha hecho "el esfuerzo necesario" para que la revolución cubana no sucumbe tras su desaparición física.

"Uno siempre dice que está bien, pero hoy yo puedo decir que me siento muy bien", agregó, y remarcó que "este es un día feliz, hasta incluso cuando veo un revés, me tranquilizo pensando que es pasajero"

www.bebelion.org